Vacaciones sobre 14 metros cuadrados

Responsables de campings en Expovacaciones aseguran que los vascos son los más campistas del Estado y prefieren destinos más verdes

La autocaravana es el transporte más escogido y económico

Ward Wijngaert Asociación de campings de Girona
Josep Lumbreras The Best Campings Group
Vicente Flores Caravaning Gorbea

A los vascos les gusta el camping, echarse a la carretera con la casa a cuestas y descansar en lugares cercanos a la costa, pero donde “haya mucho verde, rutas de senderismo y actividades de aventura”. Así lo constatan los responsables de campings que estos días muestran sus ofertas turísticas en la 33 edición de Expovacaciones. Euskadi es la comunidad donde más afición se demuestra hacia pasar las vacaciones en campings, según los expositores; un sector turístico que hasta ahora no ha sucumbido a los efectos de la crisis pero a quien las agresivas ofertas hoteleras “comienzan a hacer daño”.

Girona, la zona de los pirineos, la Costa Dorada, sobre todo Tarragona, y la Costa Brava son los destinos más escogidos por los vascos para acampar “les gustan mucho los campings pequeños”, destacan los promotores. Familias con niños, parejas y personas con mascotas son los mejores clientes de los campings, donde en los últimos años han capeado la crisis “a pesar de que no hay tanta diferencia entre pasar el verano en un camping o hacerlo en un apartamento y hotel”, destaca Ward Wijngaert, de la asociación de campings de Girona.

Y es que la recesión económica ha llegado aparejada de grandes ofertas tanto en el sector hotelero como en los apartamentos de alquiler; promociones a las que los responsables de los campings del Estado no pueden hacer frente “en frente porque nuestro sector no lo está pasando tan mal”, explica.

En el Estado, el sector campista representa menos del 2% del volumen total de viajes. “Muy poco si se compara con el 22% que existe en Holanda”, cifra Wisjngaert.

Entre los que más escogen esta modalidad de turismo se encuentran los vascos, razón por la que la mayoría de los expositores campistas que se han acercado estos días hasta Barakaldo escogen únicamente Expovacaciones para vender sus productos. Para este verano, el cuaderno de reservas está ya completo. En la temporada alta, desde el 15 de julio al 15 de agosto, “no tenemos ni un hueco ya”, cuenta Josep Lumbreras, de The Best Campings Group.

Las reservas no han aumentado en los últimos años. “Hay mucha gente que se equivoca al pensar que los campings son la opción más económica”, explica el responsable de la asociación de campings de Girona. De media, la estancia en un bungalow, cada vez más en auge entre el sector para poder ofertar las instalaciones durante el invierno, cuesta alrededor de 120 euros al día -en una casa para cuatro personas-. Si, en cambio, se decantan por la caravana, el precio descendería hasta los 47 euros por parcela al día, más el precio por personas que fije cada camping. Los turistas descansan de entre 7 y 10 días en las instalaciones, como mínimo, dependiendo si escogen la primera o la segunda opción. “Pasar unas vacaciones en un camping es algo que hay que probar. Aunque para que pueda salir algo más barato es necesario tener tu propia equipación: tienda de campaña, caravana…”, resalta Wisjngaert.

Más de autocaravanas

La oferta campista está muy presente esta edición de Expovacaciones, donde también hay hueco para las caravanas, y la autocaravanas, cuya venta ha caído este año alrededor de un 6%. Sin embargo, el sector no está preocupado, “las cifras más o menos se mantienen sin problemas”, resalta Vicente Flores, responsable de ventas de Caravaning Gorbea, que hasta hoy presenta sus productos en la feria de Barakaldo.

A la hora de escoger un lugar donde pasar las noches de verano, los vascos optan más por las autocaravanas. “Siempre ha habido una mejor aceptación por las autocaravanas. Se opta más por la libertad y a independencia que otorga una autocaravana. De hecho, los que se mueven en ellas evitan a toda costa entrar en los campings”, cuenta. El pasado año, se matricularon entre 1.800 y 1.900 vehículos vacacionales. Aunque cada vez son más los clientes que tantean el mercado a través del alquiler y la compra de un vehículo de segunda mano, que rondan los 5.000 euros frente a los 10.000 de una caravana o autocaravana tipo.

Sobre ruedas o no, los vascos optan por las vacaciones al aire libre, en 14 metros cuadrados.

Fuente original: Deia.

Artículos relacionados:

Deje un comentario